God save the Queen

Seguramente nadie ha permanecido ajeno al acontecimiento mediático de estos días pasados, el fallecimiento de Isabel II de Reino Unido tras 70 años de reinado. El bombardeo informativo ha sido tal que todos nos hemos sentido un poco británicos. Nosotros nos queremos sumar a este homenaje recordando varias canciones que tuvieron como inspiración a la propia reina, algunas de ellas nada amables ni complacientes.

Empezamos con los Beatles y Her Majesty, su canción más corta (apenas 25 segundos), incluida en su álbum Abbey Road (sí, el del paso de cebra) en 1969. Una pequeña y delicada pieza compuesta por Paul McCartney donde la reina se convierte incluso en objeto de deseo.

«Her Majesty is a pretty nice girl / But she doesn’t have a lot to say (…) Someday I’m gonna make her mine»

 

La banda con nombre mas monárquico, Queen, introdujo una versión del himno británico con arreglos de Brian May en su disco de 1975 A night at the Opera (posiblemente el mejor del grupo). Era habitual que cerrasen sus conciertos con este tema y el propio May lo interpretó en el Palacio de Buckingham en 2002 durante las celebraciones por el jubileo de oro de Isabel II.

 

Nada tiene que ver con Isabel II la celebérrima Dancing Queen (1976) de Abba, pero la monarca era simpatizante de la banda sueca y, en concreto, de esta canción porque, según sus propias palabras, «soy la Reina y me gusta bailar».

 

Cambiando totalmente de estilo, un año después, los Sex Pistols removían los cimientos de la sociedad británica con su particular God Save the Queen. Himno generacional del efímero pero impactante movimiento punk, Johnny Rotten y los suyos escupen una visión muy crítica de la monarquía, una sátira feroz contra los poderosos que oprimen a los más desfavorecidos.

«God save the Queen / She’s not a human being / And there’s no future / In England’s dreaming»

 

En 1986 The Housemartins lanzan su primer disco, London 0 Hull 4, que incluye el tema Flag day. Con su sonido característico, Paul Heaton y compañía también siguen la línea crítica y sarcástica que ahonda en la hipocresía de un sistema que aumenta las diferencias entre ricos y pobres.

«It’s a waste of time if you know what they mean / Try shaking a box in front of the queen / ‘Cause her purse is fat and bursting at the seams / It’s a waste of time if you know what they mean»

 

Coetánea de la anterior es The Queen is dead, canción que también da nombre al disco de los Smiths. El título ya nos indica que el contenido no va a ser condescendiente con Isabel II. Las letras son oscuras e irónicas y aluden a una supuesta desaparición de la monarquía, aunque otros ven una crítica a la relación de la familia real con los medios. El tema, en menor medida que lo ocurrido con los Sex Pistols, también causó bastante revuelo en su época.

«I say, Charles, don’t you ever crave / To appear on the front of the Daily Mail / Dressed in your Mother’s bridal veil?»

 

The Stone Roses también se manifiestan especialmente antimonárquicos. Elizabeth my dear es una canción breve, concisa y directa que apareció en su magnífico álbum homónimo de debut en 1989. La letra lo dice todo.

«I’ll not rest / ‘Til she’s lost her throne / My aim is true / My message is clear / It’s curtains for you / Elizabeth, my dear»

 

Para finalizar, un extraño y onírico tema de los Pet Shop Boys donde Neil Tennant tiene un sueño en el que está tomando el té con la Reina y Lady Di. Dreaming of the Queen apareció en 1993.

«Dreaming of the Queen / Visiting for tea / You and her and I / And Lady Di»

 

No sabemos si Carlos III será tan inspirador para los músicos como lo fue su madre. God save the King.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.