Adiós a David Bowie, el Camaleón del Rock

David Bowie – Time May Change Me © Helen Green

 

“Bowie fue un artista en permanente revolución. Desafió todas las convenciones en la música, la moda y hasta la sexualidad. Fue más que la voz de una generación. Su imaginación y su talento marcaron la segunda mitad del siglo XX.”

Pablo Guimón (El País)

Hace casi dos semanas que murió David Bowie, y el mundo de la música sigue todavía en estado de shock. Durante estos días se han dicho y escrito todo tipo de opiniones sobre el genio de Bowie, aunque las palabras más repetidas para referirse a él han sido transgresión, innovación, evolución, experimentación, reinvención, exploración, creatividad o inquietud. Un artista inclasificable en permanente cambio y huyendo del acomodo. Comencé a escuchar a Bowie a principios de los 80 (cuestión de edad) y cuando retrocedí en el tiempo siempre tuve la extraña sensación de estar oyendo a artistas diferentes, tal era su capacidad para sorprendernos. Al respecto, una de sus discográficas proclamaba que “está la old wave, está la new wave, y está Bowie”.

David Bowie

David Bowie

A sus virtudes musicales como cantante, compositor o productor (de Iggy Pop o Lou Reed, por ejemplo), unió una imagen llamativa y provocadora, siempre en los límites de la ambigüedad y la extravagancia. Esta suma impactante de lo visual y lo musical es lo que hace de Bowie una figura única en la cultura y la música populares, y tras su muerte le convierte en un icono legendario. Respecto a lo puramente musical, la constante es la variación, moviéndose en terrenos como el folk-pop, el glam (quizás fue su máximo exponente), el rock decadente, el soul y el funk (o plastic soul, como él lo llamaba), el minimalismo y la electrónica (ahí está su mítica Trilogía de Berlín), la música de baile ochentera, el jungle, el sonido industrial o finalmente su aproximación al jazz (el caso de Blackstar, recién publicado, un éxito de ventas y que paradójicamente ha sido su primer álbum en alcanzar el nº 1 en EEUU). Los 70 fueron su época de mayor esplendor creativo, pero el resto no es nada desdeñable.

Sigue leyendo

Despidiendo a Lou Reed

“Fue el icono del rock salvaje e intelectual, el músico que, con su voz chula y su mirada sin fondo, hizo añicos la camisa de fuerza de los convencionalismos y la moral de la rígida sociedad norteamericana de la segunda mitad del siglo XX. Fue el vicio y la soledad, el exceso y el nihilismo, el delirio y la cruda realidad. Fue, simplemente, Lou Reed, el poeta de verso afilado como una navaja, y eso es hablar de una de las partes más apasionantes e influyentes de la historia de la música popular.”

Fernando Navarro


The Velvet Underground – Sunday morning

The Velvet Underground – Pale blue eyes

El mundo del rock todavía no se ha recuperado de la repentina y triste desaparición de Lou Reed el pasado domingo, a causa de una complicación hepática. El músico, que había recibido en mayo un trasplante de hígado, tenía una salud bastante delicada, en parte por los excesos cometidos principalmente durante las décadas de los 60 y 70, cuando era adicto a todo tipo de drogas. Nos deja un artista único, inquieto y creativo como pocos, cuyo legado es una obra excelsa y nada convencional.


The Velvet Underground – Sweet Jane

The Velvet Underground – Rock and Roll

Leyenda del rock. Icono underground. Padre del rock alternativo. Eterno espíritu inconformista e independiente. Referente ineludible de la música pop de nuestro tiempo. Poeta de la destrucción. Voz salvaje del rock. Genio incomparable. Músico de culto. Guía de New York. Mito y referente musical.
Todo esto y mucho más es lo que estos días hemos podido leer y escuchar acerca de Lou Reed.



Resulta bastante difícil repasar en unas pocas líneas una extensa carrera de casi 50 años, pero, puestos a elegir, podemos destacar algunos momentos especialmente relevantes:

The Velvet Underground & Nico (1967): el famoso disco de la portada del “plátano” de Andy Warhol. Toda una declaración de intenciones.
Transformer (1972): su segundo disco en solitario, y la razón por la que se ha convertido en un artista imperecedero.
Berlin (1973): seguramente su disco más notable y completo.
New York (1989): un regreso a las raíces a través de su ciudad fetiche.
Perfect night live in London (1998): un estupendo directo para repasar una brillante trayectoria.
The raven (2003): un homenaje a Poe donde se puede apreciar al Reed más intimista y poético.


Lou Reed – Walk on the wild side

Lou Reed – Perfect day

En definitiva, un personaje polifacético que, además de su amplia actividad musical, hizo incursiones en la poesía, el cine o la fotografía. Aunque en pocas ocasiones le acompañó el éxito comercial, su influencia musical y estilística ha sido determinante en el rock de vanguardia, tanto en su etapa con The Velvet Underground como en su posterior aventura en solitario.


Lou Reed – Berlin

Lou Reed – Dirty Blvd

En la Biblioteca podrás encontrar alguna muestra del talento de Lou Reed, no lo suficiente, pero nos comprometemos a ampliar dicha colección en el futuro. Está el imprescindible Berlin, además de The Velvet Underground, su disco de 1969 tras la marcha del grupo de John Cale. Otra buena opción es ver el dvd del concierto A night with Lou Reed. También puedes escuchar la sublime Perfect day en la banda sonora de la película Trainspotting.



Sólo nos queda por decir ¡¡Buen trabajo Lou, descansa en paz!!