Pearl Jam, la leyenda continúa

Pearl Jam

 

“No fue un simple concierto, como se intuía con ese arranque en la oscuridad con Release. O lo fue en el sentido más estricto de la magia de la música en directo. Fue una comunión con miles de personas, una impresionante oración colectiva liderada por un grupo que nació durante el terremoto del grunge. Poseen el mismo efecto mitológico que Nirvana, pero su supervivencia les hace leyendas en vida. También les ha llevado a ser desde hace ya mucho tiempo algo más que el propio grunge, ese género ahora en desuso pero que impuso una filosofía y una estética a principios de los años noventa. Pearl Jam son portadores de la fe en el concepto de banda.”

Fernando Navarro (El País)

 

Pearl Jam – Alive

 

Como todos los años, al llegar el calorcito veraniego, se abre la temporada de macrofestivales musicales en nuestro país. Uno de ellos, el Mad Cool madrileño, pese a algunos problemas organizativos tuvo la enorme suerte de contar en su cartel con Pearl Jam. Y las crónicas del día siguiente aseguran que fue un concierto memorable y apoteósico, donde la banda de Seattle repasó gran parte de su repertorio clásico. A estas alturas de su trayectoria son un grupo totalmente engrasado y pocos tienen la suerte de contar en sus filas con alguien tan carismático como su frontman Eddie Vedder. Una pena no haber podido estar allí.

Sigue leyendo

Viernes de Dolores

Dolores O’Riordan

 

Pues sí, hoy es Viernes de Dolores, prácticamente el inicio de todas las actividades de la Semana Santa. Pero no vamos a escribir sobre la música sacra, ni a dedicar un post al himno Stabat Mater, que sería bastante apropiado. Vamos a dedicar unas líneas a otra Dolores, de apellido O’Riordan, que falleció prematuramente el pasado 15 de enero. Además son unas buenas fechas para ello porque, como la mayoría de irlandeses, era una católica convencida, algo que manifestó públicamente en varias ocasiones, al igual que su admiración por el Papa Juan Pablo II.

 

The Cranberries – Linger

 

“A principios de los noventa, antes de que Oasis y Blur empezaran a lanzarse a la cara sus «Definitely Maybe» y sus «Parklife», y la fragilidad emocional de Kurt Cobain se convirtiese en asunto de estado, la voz de Dolores O’Riordan (Limerick, 1971) ya había encontrado una rendija lo suficientemente ancha como para colocar a The Cranberries en la cima de las listas de ventas y, a la espera de la irrupción del britpop, desviar todas las miradas hacia la ciudad irlandesa de Limerick.”
David Morán (ABC)

Sigue leyendo