30 años del mítico Ten de Pearl Jam

Pearl Jam

Ten

Epic Records (1991)

Localízalo en la Biblioteca

 

«Sintetizando, Ten es el primer paso en un largo camino que ya dura más de 20 años. A pesar de todo el tiempo que ha pasado desde su presentación, éste es el álbum de todos los lanzados en 1991 que mejor ha resistido el paso del tiempo, por factores como su sonido más maduro comparativamente hablando, la gran actualidad de los temas tratados en sus canciones y, sobre todo, por la coherencia que Pearl Jam ha mostrado en toda su carrera, en la cual no han dado el más mínimo traspiés, lo cual es mucho decir para todo el tiempo que llevan en activo.»

Hipersónica

 

Pearl Jam – Alive

 

Buscando por la red discos de 1991, con treinta añazos a sus espaldas, me he encontrado con joyas como Nevermind (Nirvana), Achtung baby (U2), Blood sugar sex magik (Red Hot Chili Peppers) o Out of time (R.E.M.). Pero el elegido ha sido Ten, el brillante debut de Pearl Jam, un disco que aún mantiene vigente su magnetismo arrollador. Un conjunto de himnos generacionales que han resistido casi indemnes al paso del tiempo.

Sigue leyendo

20 años de Parachutes, el debut de Coldplay


Coldplay

Parachutes

Parlophone (2000)

Localízalo en la Biblioteca

 

«Parachutes es un disco de tal belleza, coherencia argumental, profundidad y sentimiento que ha soportado impertérrito el paso del tiempo, resultando su escucha igual de emocionante dos décadas después de su aparición. Pero, sobre todo, es la obra de un grupo creíble, incluso cercano, alejado de toda esa parafernalia artificial que vendría después y que, a partir de «Viva la Vida Or Death And All His Friends», comenzó a desvirtuar el perfil artístico de Coldplay.»

Raúl Julián (MondoSonoro)

 

Coldplay – Trouble

 

Quién iba a decir hace 20 años, cuando apareció Parachutes, que Coldplay alcanzaría la dimensión que tiene en la actualidad, seguramente la banda de pop-rock más popular y mediática del planeta. Reconozco haber sido fan incondicional desde el principio, cuando escuché este disco, y luego confirmar mi fidelidad con el excelente A rush of blood to the head (de hecho, Clocks ha sido la melodía de mi móvil durante mucho tiempo). Pero a partir de sus siguientes trabajos (salvando X&Y y un poco de Viva la Vida) mi interés por ellos ha sido inversamente proporcional a su crecimiento como fenómeno de masas y dioses del mainstream. A veces, cuando veo imágenes de algunos de sus conciertos (espectaculares, desde luego) me cuesta distinguirlos de David Guetta o alguien similar.

Sigue leyendo