Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer: las hermanas Mirabal en la música

Como cada 25 de noviembre, se celebra hoy El Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. La fecha se hace universal desde la conmemoración de un hecho local, el asesinato en 1960 de las tres hermanas Mirabal (Patria, Minerva y María Teresa), durante la dictadura de Rafael Trujillo en República Dominicana. La efeméride fue puesta sobre la mesa por el movimiento feminista latinoamericano en 1981 y asumido por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 1999. Desde entonces, la potencia icónica del caso de las hermanas opositoras Mirabal, también llamadas las Mariposas, y su influencia cultural, no han parado de crecer. Hemos querido investigar la huella sonora que ha dejado el caso hasta el momento.

Aunque no es muy conocida en España, Sonia Silvestre fue una cantante y locutora dominicana muy importante en su país. Silvestre fue partícipe desde Santo Domingo de la agitación social y política de los años sesenta y se consagró en los entornos de la canción de autor con contenido social en la década siguiente. Más tarde, ya en los años noventa, cosecharía grandes éxitos de público con su reivindicación de la bachata. Suya es la canción más conocida sobre las hermanas Mirabal, llamada La tierra escrita, que compuso e interpretó sobre el poema de la escritora dominicana Aída Cartagena Portalatín.

Sigue leyendo

Hoy nos acordamos de Jerry González

Jerry González

 

Porque falleció el mes pasado en un incendio en su domicilio madrileño del barrio de Lavapiés.

Porque era uno de los grandes exponentes del Jazz Latino.

Porque fue un excelente trompetista y además un magnífico percusionista.

Porque colaboró con grandes músicos y artistas, como Dizzy Gillespie, Beach Boys, Paco de Lucía, Abbey Lincoln, Enrique Morente, Thelonius Monk o Martirio.

Porque formó parte de grupos tan sugerentes como Conjunto Folklórico y Experimental Nuevayorkino, The Fort Apache Band o El Comando de la Clave.

Porque fue un intérprete brillante y un gran improvisador.

Porque tuvo una segunda juventud después de aparecer en Calle 54, la reconocida película de Fernando Trueba del año 2000.

Porque lo suyo es la fusión y el mestizaje, desde su genuino afro-cuban jazz hasta sus más recientes coqueteos con el flamenco.

Porque fue uno de los integrantes del proyecto de los Piratas del Flamenco, junto a El Cigala, Niño Josele y El Piraña.

Porque a principios de este siglo se trasladó a vivir a España, siendo desde entonces uno de los iconos y referentes del circuito de jazz madrileño.

Porque la «mala vida» y algunos excesos nos han privado de disfrutar más de su música.

 

Jerry González & Fort Apache Band – Earth dance

Sigue leyendo