Despidiendo a Marie Fredriksson, la mitad de Roxette

Roxette

 

«Marie y Per representaron, durante sus primeros años de éxito, esa mezcla de pop y rock que, por un tiempo, dotó de cierto sentido a esa inane etiqueta llamada pop-rock. Parecían una banda de roqueros, sonaban como unos alegres y sensibles poperos. Él despeinado, ella con el pelo cortísimo. Él con la guitarra a la altura de las rodillas, ella golpeando sin piedad una pandereta. Veías a Bryan Adams, pero estabas escuchando a Bryan Adams interpretando un tema de Abba. Incluso en la era de la autenticidad, lograron arrancarle un baile o una lágrima a la armada malcarada de la generación X.»

Xavi Sancho (El País)

 

Roxette – The Look

 

La semana pasada conocimos la triste noticia de la muerte de Marie Fredriksson a la edad de 61 años, tras muchos años de lucha contra un tumor cerebral diagnosticado en 2002. Marie, junto a Per Gessle, formaron el dúo sueco de pop-rock Roxette, una de las bandas más conocidas de la década de los 90. En aquellos años de apogeo de la música alternativa y la cultura de club, ellos lograron hacerse un hueco con su pop melódico y pegadizo. Alcanzaron la fama y el éxito comercial, vendiendo más de 75 millones de discos a lo largo de su carrera (incluidos cuatro números 1 en las listas de EEUU), convirtiéndose así en el grupo sueco más relevante casi a la altura de los míticos Abba.

Sigue leyendo

30 años del primer disco de los Stone Roses

The Stone Roses

The Stone Roses

Silvertone (1989)

Localízalo en la Biblioteca

 

“El pasado fue tuyo, pero el futuro es mío”, reza una de las líneas de “She bangs the drums”, una de las canciones incluidas en el debut de los Stone Roses lanzado en mayo de 1989. Esa frase con aroma a declaración, marcaba la pretensión del disco por marcar un camino. Y aunque la carrera del conjunto se acabó tras sacar un poco inspirado segundo trabajo (Second Coming), ese primer largaduración fue suficiente para entrar en la historia. No en vano, en una encuesta de The Observer Music, de 2004, los lectores lo eligieron como el mejor LP británico de la historia, superando a Revolver, de The Beatles, y London Calling de The Clash.

Felipe Retamal

 

The Stone Roses – She bangs the drums

 

Transcurrían los años finales de la década de los 80 y Manchester era un hervidero musical. En la patria chica de New Order o The Smiths surgía un variopinto conjunto de bandas emergentes que más adelante serían englobadas bajo la etiqueta de Madchester. Esta nueva corriente proponía un sonido que se inspiraba en la psicodelia sesentera y cuya aportación era dotar de ritmos bailables al rock alternativo de la época. Eran tiempos dominados por el techno y el acid house, la cultura rave, la música de club en lugares emblemáticos como la mítica sala The Haçienda, y todo ello engrandecido por el éxtasis que circulaba con asiduidad. El asunto era seguir haciendo rock, pero que se pudiese bailar.

Sigue leyendo