Música en tiempos del COVID-19 (IV)

 

Parece que ya vamos viendo algo de luz después de casi dos meses de encierro, dos meses en los cuales hemos perdido el sentido del tiempo mientras en el exterior irrumpía la primavera sin barreras humanas. En el anterior post mencionábamos las palabras que dedicaba Joaquín Sabina a su amigo Luis Eduardo Aute, fallecido durante este período. Ahora recurrimos de nuevo a Sabina y una de sus grandes canciones, seguro que a muchos también os ha rondado la cabeza durante estos días en los que la sensación de pérdida es habitual.

 

Joaquín Sabina – ¿Quién me ha robado el mes de abril?

 

Aprovechando la coyuntura y lo apropiada que resulta la canción, una veintena de artistas ha realizado esta versión coral, cuyos beneficios irán destinados a Médicos Sin Fronteras. No dejan de sorprenderme estas imágenes de las calles vacías de Madrid.

Sigue leyendo

Música en tiempos del COVID-19 (III)

Luis Eduardo Aute

 

Seguimos de confinamiento y en esta ocasión os ofrecemos un cóctel de noticias y curiosidades acaecidas durante los últimos días. La más destacada, por desgraciada, fue el fallecimiento de Luis Eduardo Aute el pasado 4 de abril. Se podrían decir muchas cosas buenas de él, pero nos quedamos con las palabras de su amigo Joaquín Sabina, que le definió como «un artista químicamente puro, el tipo más artista que he conocido». Un artista total. Pintor, poeta, enamorado del cine, cantante exitoso, fabulador excepcional, uno de nuestros cantautores más brillantes y reconocibles. Un referente durante la época de la Transición y un autor dotado de una sensibilidad y sutileza que lo hacían especial. Una enorme pérdida.

 

Luis Eduardo Aute – Una de dos

 

Hablando de pérdidas, o más bien separaciones, el 10 de abril se cumplieron 50 años de la disolución oficial de los Beatles, la banda de rock más grande de la historia. Durante mucho tiempo se especuló sobre las razones que les llevaron a cortar una trayectoria exitosa y brillante (siempre se sugirió la posible influencia negativa de Yoko Ono), pero la evidencia es que tras una década intensa y extenuante el grupo estaba en una situación de desgaste total y no era posible continuar. Si miramos hacia atrás y contemplamos su aportación, resulta abrumadora y descomunal. No sólo las innumerables joyas y piezas maestras que compusieron durante su trayectoria conjunta, sino también la posterior y prolífica creatividad de John, Paul y George. Si sumamos todo, el resultado es irrepetible. Os dejo con If I needed someone, de mi disco favorito suyo, Rubber Soul (1965).

Sigue leyendo