Chano Domínguez, Premio Nacional de Músicas Actuales 2020

Chano Domínguez

 

«En realidad, nunca me he sentido adscrito a ningún género. Hago simplemente la música que a mí me gusta. Estoy empapado de la cultura de mi tierra, de bulerías, alegrías o tanguillos, y mezclo esos ritmos con un espacio de creatividad e improvisación. Eso es todo”.

Chano Domínguez

 

Chano Domínguez – Oye cómo viene

 

Después de varios meses escribiendo fundamentalmente sobre pop y rock, hoy tocamos otro palo. Y lo hacemos para hablar de Chano Domínguez, el pianista gaditano estandarte del jazz flamenco (o flamenco jazz, según los gustos). El motivo es que el artista acaba de recibir el Premio Nacional de Músicas Actuales, en palabras del jurado por «su estilo muy personal y su larga trayectoria de cuatro décadas dedicadas a la música como compositor, intérprete y arreglista, siendo uno de los más grandes representantes del jazz-flamenco». No discuto el galardón (totalmente merecido), pero sí me resulta paradójica la denominación de Músicas Actuales para premiar a alquien que lleva 40 años siendo fiel al mismo estilo. Lo entenderemos como un reconocimiento a toda su carrera.

Sigue leyendo

20 años de Parachutes, el debut de Coldplay


Coldplay

Parachutes

Parlophone (2000)

Localízalo en la Biblioteca

 

«Parachutes es un disco de tal belleza, coherencia argumental, profundidad y sentimiento que ha soportado impertérrito el paso del tiempo, resultando su escucha igual de emocionante dos décadas después de su aparición. Pero, sobre todo, es la obra de un grupo creíble, incluso cercano, alejado de toda esa parafernalia artificial que vendría después y que, a partir de «Viva la Vida Or Death And All His Friends», comenzó a desvirtuar el perfil artístico de Coldplay.»

Raúl Julián (MondoSonoro)

 

Coldplay – Trouble

 

Quién iba a decir hace 20 años, cuando apareció Parachutes, que Coldplay alcanzaría la dimensión que tiene en la actualidad, seguramente la banda de pop-rock más popular y mediática del planeta. Reconozco haber sido fan incondicional desde el principio, cuando escuché este disco, y luego confirmar mi fidelidad con el excelente A rush of blood to the head (de hecho, Clocks ha sido la melodía de mi móvil durante mucho tiempo). Pero a partir de sus siguientes trabajos (salvando X&Y y un poco de Viva la Vida) mi interés por ellos ha sido inversamente proporcional a su crecimiento como fenómeno de masas y dioses del mainstream. A veces, cuando veo imágenes de algunos de sus conciertos (espectaculares, desde luego) me cuesta distinguirlos de David Guetta o alguien similar.

Sigue leyendo