Reflejos femeninos en la música

Reflejos

El día 25 de noviembre es el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer y con ese motivo la biblioteca ha querido dedicar una serie de actividades a este tema.

La música tendrá un papel muy importante en estos actos ya que los #Arrancamosconmúsica y #Nosvamosconmúsica  se llenarán de canciones como Malo de Bebe, María se bebe las calles de Pasión Vega o El final del cuento de hadas de El Chojín. Son canciones relativamente recientes, porque no hace tanto que la violencia contra las mujeres se ha visibilizado como algo real,  reprobable y contra la que se debe actuar.

¿Qué pasaba en otra época? Hace tiempo se trataba de un problema privado y no era raro oír hablar de crimen pasional cuando un hombre mataba a su mujer y al amante de ésta o escuchar frases como algo habrá hecho si se comentaba que a  una mujer la había pegado su cónyuge, novio o padre. Así que no era algo visible y por tanto, no se reflejaba en la música. Lo que sí podemos rastrear en ella, es el papel que la sociedad nos reservaba a las mujeres. Así por ejemplo, en la copla, lo que se puede ver es la aceptación de los roles típicos de la mujer: madre, esposa y ama de casa. Salirse de ese círculo significaba ser la mala de la película o en este caso, de la canción, por mucho que la mayor parte de ellas fueran cantadas también por mujeres, nuestras famosas folclóricas.

Veamos por ejemplo la clásica copla Triniá. Resulta que Trini es una chica muy guapa, parecida a la Virgen de Murillo a la que Juan Miguel (así nos rima con Rafael, mira tú qué bien), un pintor de Sevilla, retrata y de la que se enamora locamente. Pero es que ella es tan guapa, que un banquero americano también se enamora y finalmente la muchacha se va con él, dejando al pintor destrozado. Es normal que Juan Miguel se enfade, lo que ya me parece un poco feo es que diga que el brillo de los diamantes cegaron a Triniá y achaque su ruptura a la codicia de la chica, dando por hecho que esa sería la única razón por la que una mujer le dejase, pero es que ya lo veía él, que en el estribillo, antes de la aparición del americano, decía

“algo tu vida envenena, qué tienes en la mirada, que no me pareces buena”.

Aquí os dejamos a Rocío Jurado cantando esta copla.

Sigue leyendo

Miguel Poveda también borda las Coplas

Miguel Poveda

Coplas del querer

Universal (2009)

Localízalo en la Biblioteca

“No sé si lo primero que recuerdo oir de pequeño fue una copla, el caso es que esta música ya estaba instalada en mi casa cuando llegué al mundo, la oía a través de La radio de mi madre. Fue esta música la que me llevó al flamenco, aunque pienso que siempre han ido de la mano a través de los cuplés que cantaban La Niña de los Peines, Fernanda y Bernarda, Caracol…El proceso de este trabajo ha sido muy emocionante, de un lado decidir qué títulos cantar, después cómo apropiarme de ese legado que nos dejaron los grandes maestros del género sin ofenderlos, y de repente te viene el título de esa copla genial. Este es un trabajo dedicado a esos autores de un género que me han permitido a través de sus creaciones cantaros mis Coplas del querer.”
Miguel Poveda


Miguel Poveda – Vente tú conmigo
Miguel Poveda es un personaje atípico dentro del mundo del flamenco. Payo y catalán, sin antecedentes andaluces, sin embargo estas condiciones inhabituales no fueron un obstáculo para su vocación temprana y su posterior evolución hasta convertirse en un cantaor respetado por su calidad, su talento y su versatilidad. Tras un período de aprendizaje, su confirmación llega en 1993 durante la 33ª edición del Festival Nacional del Cante de las Minas de La Unión, donde Poveda será el gran triunfador al recibir varios galardones, entre ellos la codiciada Lámpara Minera. Desde entonces su trayectoria ha sido ascendente, hasta su culminación en 2007 con la consecución del Premio Nacional de Música que otorga el Ministerio de Cultura. En la actualidad continúa su actividad musical intensamente, combinando diferentes proyectos con las actuaciones en directo y la colaboración con otros artistas.


Miguel Poveda – A ciegas

“Miguel tiene lo mejor de Caracol, Rafael Farina, Bambino mezclado con algo personal que sólo le pertenece a él. Dotado de un instinto exquisito para adentrarse por terrenos alejados del flamenco, como el bolero, el tango y la copla. Ecléctico, superdotado y lleno de curiosidad, a la voz exquisita de Miguel le caben todos los estilos.”
Pedro Almodóvar


Miguel Poveda – Coplas del querer

Coplas del querer supone la particular revisión que Miguel Poveda hace de algunas coplas clásicas, piezas compuestas por autores reconocidos como León, Quintero, Quiroga o Solano. Para la ocasión le acompañan sus habituales Chicuelo (guitarra y arreglos) y Joan Albert Amargós (piano, arreglos y producción). El resultado final es excelente y el disco ha conseguido tres Premios de la Música, además de proporcionar a Poveda su tercera nominación para los Premios Grammy Latinos.
Hay otros discos en la Biblioteca donde se fusionan el flamenco, la copla y otros estilos musicales: