8 de marzo: Girls! girls! girls!

 

Como cada 8 de marzo, celebramos el día Internacional de la mujer.

En la biblioteca de la UC3M tenemos este fabuloso disco donde podemos escuchar preciosas canciones que han sido grandes éxitos en la década de los 60. Sus protagonistas, todas ellas mujeres, han dejado una gran huella en la historia de la música:

Linda Scott, Betty Everett, The Shirelles, The Angels, Claudine Clark, Candy and The Kisses, The Jelly Beans, Yvonne Carroll,  Marcie Blane, Barbara Lewis, The Chiffons, Felice Taylor, Barbara George, The Dixie Cups, Barbara Mason, The Murmaids, The Paris Sisters, Diane Maxwell, Barbara Lynn, The Sapphires, Kathy Young with the Innocents, Maxine Brown, Brenda & the Tabulations, The Shangri-Las.

¡Que lo baileis bien a gusto!

Girls! girls! girls! [Grabación sonora] : 25 all time classics of the Girl Group sound

Sigue leyendo

RESPECT. Aquellas mujeres negras que cantaron feminismo

Billie holiday

Billie Holiday

 

RESPECT

En 1967 la reina del soul, Aretha Franklin, graba una canción de Otis Redding, que éste había cantado dos años atrás. La letra era originalmente un discurso masculino -y machista- que reclamaba respeto por el hombre que lleva el dinero a casa. Aretha la hizo suya, y junto con sus hermanas Carolyn y Erma, que hicieron los coros, añadieron la voz de fondo sock it to me, que viene a significar demuéstramelo y, además, se entendía como un ¿irónico?, ¿directo? suck it to me. También añadió el deletreo del título R-E-S-P-E-C-T, subrayando una interpretación segura que dio la vuelta completamente a la intención original de la letra.

En teoría feminista actual podría llamarse REAPROPIACIÓN.

Muchos opinan que la reinterpretación del tema refleja lo vivido durante su primer matrimonio, con episodios de maltrato incluidos. La Franklin no fue la única diva de la canción que sufrió maltrato físico por parte de sus parejas, la nómina es larga: Nina Simone, Billie Holiday, Whitney Houston…Pero tampoco fue la única, ni la primera, que cogió a la vida por las solapas sobre un escenario, para afrontarlo y mostrarse como una mujer fuerte.

Sigue leyendo