Chega de Saudade

Persona tocando la guitarra

Chega de Saudade (algo así como Basta de nostalgia) fue la canción inaugural de la Bossa Nova. Inició además la colaboración de una de las ternas más importantes de la música brasileña: Vinicius de Moraes en las letras, Tom Jobim en la música y el recientemente fallecido João Gilberto en la guitarra y en la voz. Curiosamente, en la primera grabación de la canción, la voz era la de Elizeth Cardoso y João tocaba la guitarra. Sin embargo, cuando se decidió a cantarla, el nuevo género encontró la mejor manera de acomodarse al canto, de forma sencilla, casi como si se estuviera hablando en susurros. Seguramente hay otras razones para que este tipo de canto se impusiera, pero como la bossa nació en los apartamentos de la burguesía de Río de Janeiro, circula por ahí la teoría de que era necesario cantar sin estridencias para no molestar a los vecinos. Aún más, en el caso de João Gilberto, parece que antes de trasladarse a Río, su lugar favorito para ensayar era el cuarto de baño de la casa de su hermana en Diamantina (Minas Gerais).

Como podéis imaginar, pronto salieron detractores de esta música. Una de las cosas que se decía era que los cantantes de bossa desafinaban. La reacción no se hizo esperar y Jobim junto a Newton Mendonça compuso Desafinado y João Gilberto se encargó de responder a los críticos aquello de “isto é bossa nova, isto é muito natural”. Aquí vemos a Gilberto y Jobim, 30 años después “haciendo eterno lo que aún es tan moderno” como dicen al comienzo del vídeo.

Sigue leyendo

Música para Septiembre

Ay, septiembre… el mes del eterno retorno, pero en este caso, un retorno prosaico a casa, al cole, al trabajo, a la rutina… Ya no lo hacemos en carruaje como en la imagen que ilustraba la revista Harper’s pero el sentimiento es el mismo; aunque a decir verdad, a los personajes de la ilustración los veo más enfadados que melancólicos. Hay dos canciones dedicadas a este mes que desprenden ese sentimiento de melancolía y de pérdida, September song, que además describe la mutación del tiempo cuando se va acercando el otoño y September in the rain, que nos hace aguardar con esperanza la lluvia, sobre todo este año. Aquí las tenéis cantadas la primera por Ella Fitzgerald y la segunda por Dinah Washington.

 

Pero no solo de melancolía vive septiembre, así que volvemos nuestra mirada a los años 70 cuando los Earth, Wind and Fire lanzaron su September. Es oírla y no poder resistir las ganas de sacar los vestidos de mi madre y la bola de discoteca del armario y ponerme a bailar como una loca.

Pero si tuviera que elegir con qué identificar este mes, sin duda escogería la vuelta al cole, o a la universidad en nuestro caso. Y aquí tengo varias opciones musicales:

Opción tremenda: sentirme como un niño torturado en las aulas como ocurría en The Wall.

Opción socrática (ya sabéis, por lo de sólo sé que no sé nada): decirme que no sé mucho de Geografía pero sí que 1+1 son 2 y qué genial sería que esos dos fuéramos tú y yo, como le ocurría a Sam Cooke.

Opción machadiana: vale, vuelvo al cole pero estoy dispuesta a distraerme con una mosca, como nos cantaba Serrat.

Opción rumbera: decirme a mí misma que tengo que estudiar lo suficiente para no ser un borriquito, aunque la verdad, no entiendo muy bien el mensaje de la canción y el vídeo de Peret. Eso sí, ya me gustaría que se me hubiera ocurrido a mí.

Marian Ramos


En la biblioteca puedes encontrar música de

Pink Floyd

Ella Fitzgerald

Dinah Washington

Sam Cooke

Serrat

Peret