Hemos encontrado esta carta de despedida en uno de los muchos libros maltratados que tenemos: “Yo, señor o señora, era un libro feliz. Aunque ahora me vea usted maltrecho y mutilado, hace apenas unos meses era brillante y atractivo por fuera e impoluto y sabio por dentro y  cuando alguien abría mis páginas, exhalaba un perfume irresistible: el perfume de la novedad y de la inteligencia. Al principio, estuve guardado con mis hermanos en un oscuro almacén, hasta que de pronto me metieron en una caja de cartón en la que emprendí un largo viaje. Había oído hablar de algunos destinos: las librerías, los colegiosLEER MÁS

Así, agradecida y emocionada, se siente la Biblioteca después del 24 de octubre. ¿Y por qué nos sentimos como Lina Morgan? Porque después del día de la Biblioteca nos hemos dado cuenta de que nos queréis, o al menos que mucha gente se decidió a demostrarnos su cariño en las redes. A algunos les inspiran nuestros espacios, a otros les gusta la forma en que intentamos “crear comunidad” y muchos sienten que la biblioteca es su segunda casa (sospechamos que esto no siempre os parece positivo). No os preocupéis por si nos dormimos en los laureles que adornaron nuestras cabezas ese día: sabemos que tambiénLEER MÁS

Después del descanso veraniego toca volver a la rutina y dedicarnos a amueblar nuestras cabezas y por qué no, redecorar nuestro cerebro. Nosotros tenemos un catálogo tan vasto que no podemos realizar una edición impresa que quepa en un buzón de correos, y una colección tan variada que no tendríamos fascículos suficientes para que la abarcarais. Así que hemos optado por condensar nuestra idea en una sola imagen y por tomar prestado el famoso lema publicitario de una tienda de muebles para invitaros a venir a la biblioteca y descubrir todo lo que podemos hacer para que tu cerebro no se quede como un apartamentoLEER MÁS

Cuando pensamos en la biblioteca inmediatamente nos imaginamos un edificio de gran tamaño, a veces muy moderno, otras un poco anticuado, pero siempre lleno de estanterías rebosantes de libros. No es que esta imagen no sea real, es que es incompleta. Efectivamente es un edificio, y sabemos que para vosotros los espacios que la biblioteca ofrece son muy importantes. Pero la biblioteca se extiende más allá de sus muros y a través de su colección electrónica funciona incluso cuando sus puertas están cerradas. Pero además de esa dimensión digital, la Biblioteca hace tiempo que apostó por  diversificar su colección y poner a vuestra disposición otrosLEER MÁS

No quisiera que este post me saliera viejuno, pero hay mecanismos psíquicos que son más fuertes que la lógica y hace horas que no me puedo quitar de la cabeza el éxito ochentero de José Luis Rodríguez, “El Puma” (no me preguntéis por qué), eso sí, con un ligero cambio de letra: Renovar, renovar viva la renovación, quien no lo renueve a tiempo puede acabar con sanción. Renovar, uuuuh renovar, uuuuh renovar, uuuuh renovar, uuuuh. A todos los que usen la biblio  aquí les vengo a contar (bis) que antes que les venza el plazo quizá puedan renovar. Después de esta loca digresión simplemente teLEER MÁS

Algunas ideas para la primera vez que vengas a una de las bibliotecas de nuestra universidad Una para todos y todas para uno -entiéndase todos y todas y uno y una 🙂 -puedes usar cualquiera de las bibliotecas de la Universidad, pedir libros de cualquiera de ellas, devolverlos en la que más cerca esté de tu casa o del camino del tren o el autobús, porque somos muchas pero en realidad funcionamos como una sola. Queremos ver tu cara bonita. Y la queremos ver también en una foto, es decir, necesitamos que nos enseñes un carnet para saber a quién le estamos prestando un libro, CD,LEER MÁS

Llegó el mes de junio y estamos despidiendo el curso 2016/2017 y muchos de vosotros ya os habréis despedido, o estaréis a punto de hacerlo, de la biblioteca. Si aún no habéis salido al encuentro de vuestro “veraneo”, os recordamos que el préstamo especial que empezó el día 14 de junio os permite tener todo lo que os llevéis o renovéis desde esa fecha hasta el 14 de septiembre. Pero recordemos lo más destacado de este curso antes de despedirnos de él definitivamente Este año la Biblioteca de Ciencias Sociales y Jurídicas cumplió 25 años en el edificio María Moliner y lo celebramos con este vídeoLEER MÁS

Porque se necesita mucha fuerza para enfrentarse a los exámenes, utilizamos la fecha del 4 de mayo, y su #MayTheFourthBeWithYou para desearos suerte en este trance y cual Maestro Yoda, “algunas recomendaciones dar”: Sed auténticos caballeros y damas Jedi (otro día me tendrán que explicar porque antes eran “yedi” y ahora son “yedai”) y no alertéis al enemigo haciendo ruido, y haced que vuestra entrada en la biblioteca se parezca más a una operación sigilosa de rescate del Halcón Milenario que a un desfile de soldados del Imperio. Luchad contra la “amenaza fantasma” y no reservéis  puestos de estudio con carpetas, objetos, etc. En la bibliotecaLEER MÁS

Hemos hablado varias veces en este blog sobre el “domicilio” de los libros, sobre el orden y lo importante que es que cada documento tenga asignado un lugar y que sus “vecinos” sean semejantes a  él, por aquello de la serendipia. Pues bien, hoy vamos a dedicarnos a hablar de la CDU, o Clasificación Decimal Universal, sistema que utilizamos para ordenar los libros en las estanterías y que tantos dolores de cabeza os produce a vosotros y, por qué no confesarlo, a nosotros, los bibliotecarios. Os voy a contar un secreto: muchos de los bibliotecarios no son fanáticos de la CDU. Es más, alguno incluso le tieneLEER MÁS

En un poema de Pessoa se puede leer esta frase, que a su vez se atribuye al general romano Pompeyo: “Navegar es necesario, vivir no es necesario” (“navegar é preciso, viver não é preciso”) Y ¿por qué nos acordamos ahora del poeta portugués? Porque en el poema de Pessoa se alude al impulso creativo usando esa metáfora de la navegación y hemos pensado que a nuestra manera podríamos aplicarla a la misión de la biblioteca: ¿No estamos aquí para crear nuevo conocimiento basándonos en toda la información que somos capaces de recoger, organizar y difundir? ¿No usamos precisamente la palabra “navegar” cuando nos referimos alLEER MÁS