En un poema de Pessoa se puede leer esta frase, que a su vez se atribuye al general romano Pompeyo: “Navegar es necesario, vivir no es necesario” (“navegar é preciso, viver não é preciso”) Y ¿por qué nos acordamos ahora del poeta portugués? Porque en el poema de Pessoa se alude al impulso creativo usando esa metáfora de la navegación y hemos pensado que a nuestra manera podríamos aplicarla a la misión de la biblioteca: ¿No estamos aquí para crear nuevo conocimiento basándonos en toda la información que somos capaces de recoger, organizar y difundir? ¿No usamos precisamente la palabra “navegar” cuando nos referimos alLEER MÁS

Confesemos: a todos nos gustan los finales felices. Aunque un sector de la crítica los considera cursis o fáciles, no se puede negar que el público se vuelve loco con un buen final feliz. Y los bibliotecarios también somos público, así que los buscamos continuamente en nuestra vida y en nuestro trabajo. En una Universidad ese final tan anhelado es, sin duda, la obtención de un título. Pero todo final feliz surge normalmente de un esfuerzo (¿qué sería de Hollywood o de la literatura sin aventura, sin peripecia?) que en vuestro caso se ve materializado en los Trabajos Fin de Grado y Fin de Master. YaLEER MÁS