No habrá amor para los (libros) desordenados

No habrá amor para los (libros) desordenados

Heart 15En esta biblioteca creemos en el amor y os lo hemos demostrado repetidamente en este blog: basta con que pinchéis en ese término de la nube de etiquetas para comprobarlo. Pero además de defender el amor  a la sabiduría o el amor romántico, nosotros sentimos un amor desmedido por el orden.

Sí, los bibliotecarios somos gente de orden, sobre todo alfabético y sistemático. Nada mejor que unas estanterías ordenadas  para asegurarnos que un usuario encuentre el libro que está buscando. Y esa «manía» porque los libros de una misma materia estén juntos obedece a nuestra fe en la serendipia: ¿cuántas veces habéis buscado un documento determinado y habéis sentido un flechazo instantáneo por otro que andaba cerca?

Para asignar un lugar a cada libro, utilizamos una clasificación codificada y decimal en la que cada área del conocimiento está representada por un número del 0 al 9 (CDU o Clasificación Decimal Universal). Para subdividir cada área en otras más específicas, vamos añadiendo cifras a la derecha: 5 es el número para las Ciencias puras, 51 el de las Matemáticas, 517 el del Análisis Matemático, etc. A veces, también usamos otros signos de puntuación como : para expresar las relaciones entre las distintas materias (por ejemplo, 17:7 sería la moral en relación con el arte). Hoy, día de San Valentín, queremos rendir un homenaje a esos humildes : porque son para los libros lo que el amor para los humanos (¿acabará bien la relación de nuesto 17 con nuestro 7?) .

Así que ¡viva el amor! pero recordad que no lo habrá para los libros desordenados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.