Aunque no necesitemos de San Valentín para celebrar el amor, este año hemos decidido imaginarnos cómo acabarían las citas que los libros de la biblioteca tienen con los usuarios. Porque todos hemos hecho una crítica a algún libro que nos hemos llevado prestado, pero no nos hemos puesto nunca en el lugar del libro: ¿qué habrá pensado?, ¿tendría una segunda cita con nosotros? Pues aquí tenéis diferentes posibilidades: Una cita entre un manual de la Biblioteca y un usuario al que le gustaría tenerlo en préstamo durante más tiempo: Una entre un texto legal, la Constitución, a la que le gustaría salir más y seLEER MÁS

Ya está San Valentín llamando a nuestra puerta para recordarnos lo afortunados que somos por tener quien nos quiera, o para hundirnos en la miseria por no tenerlo, sobre todo si nos  hemos “inyectado” antes una sobredosis de películas, series o libros sobre el tema. Pero no vamos a hacer apología del Valentine’s day como producto cultural, sino que queremos imitar una iniciativa que ha tenido como escenario el Metro de Madrid. Con el hashtag #TeVi se ha animado a la gente a contar en 140 caracteres ese enamoramiento profundo y fugaz a la vez, que muchos experimentan en el metro. En vez de sufrir elLEER MÁS

En esta biblioteca creemos en el amor y os lo hemos demostrado repetidamente en este blog: basta con que pinchéis en ese término de la nube de etiquetas para comprobarlo. Pero además de defender el amor  a la sabiduría o el amor romántico, nosotros sentimos un amor desmedido por el orden. Sí, los bibliotecarios somos gente de orden, sobre todo alfabético y sistemático. Nada mejor que unas estanterías ordenadas  para asegurarnos que un usuario encuentre el libro que está buscando. Y esa “manía” porque los libros de una misma materia estén juntos obedece a nuestra fe en la serendipia: ¿cuántas veces habéis buscado un documentoLEER MÁS

Podíamos haber titulado la entrada ¡silencio, se estudia! Es lo que toca en este momento y en la Biblioteca de Humanidades cuando llega la época de exámenes se coloca un letrero que reza así: Es de agradecer entrar a una biblioteca y que nos reciba con la calma necesaria para concentrarnos. El vídeo que presentamos también es mudo y hemos pedido a Andrea Melchor, una de sus creadoras que nos contara por qué se hizo así: “Un romance de biblioteca” es una práctica presentada en la asignatura de Realización de Ficción del Grado en Comunicación Audiovisual. Nos pedían un plano secuencia, y mudo, por loLEER MÁS

Un año más, llegó el 14 de febrero, día de San Valentín  y de los enamorados. Llevamos una temporada viendo anuncios que nos prometen el amor a cambio de comprar un perfume, unas rosas o, lo nunca visto hasta ahora, de abrir una cuenta bancaria. Todos sabemos que esas promesas no son verdaderas, y que donde realmente habita el amor es en la Biblioteca. Sí, en la Biblioteca la gente estudia, busca información y además, se enamora. Y no sólo eso, se enamora a la antigua, sin atreverse a confesarlo a la persona amada (suponemos que para no molestar a la gente que está estudiando).LEER MÁS