Cómo sobrevivir al primer día en Biblioteca

Cómo sobrevivir al primer día en Biblioteca

Flight attendants performing a pre-flight safety demonstration on an Aeroflot Sukhoi Superjet

 

No os preocupéis por el título del post: la biblioteca no es un lugar peligroso, simplemente resulta que en este blog algunos tenemos cierta tendencia al dramatismo. Pero bien mirado, un avión se supone que tampoco es un sitio peligroso y antes del despegue nos dan unas instrucciones  por si las moscas…  Pues nosotros también, aunque esperamos que les hagáis más caso que el que cualquier pasajero hace a la tripulación del avión.

Normalmente lo que queréis hacer el primer día es consultar la bibliografía recomendada de alguna asignatura, para lo que podéis usar este enlace  donde encontraréis la relación de grados  y dentro de ellos las distintas asignaturas y los libros que se recomiendan. Para encontrar cualquier otro documento podéis buscarlo directamente en la caja de búsqueda de la página de biblioteca.

¿Y qué hacer una vez que habéis localizado el libro en cuestión? Pues tenéis que apuntar su Signatura (palabro bibliotecario que significa código de localización). La nuestra está basada en un sistema decimal de clasificación que se inventaron dos belgas, Otlet y La Fontaine.  Entendemos que al principio les tengáis cierta manía y deseéis que se hubieran dedicado al fútbol, por ejemplo, pero una vez que le cojáis el tranquillo al sistema, veréis que tiene la ventaja de tener próximos todos los libros que tratan sobre el mismo tema. Nadie pretende que seáis capaces de localizar un libro vosotros solos el primer día de clase, así que no dudéis en preguntar para que os ayudemos.

Ahora que ya tenéis el libro que queréis solo falta que vayáis a un mostrador, enseñéis vuestro carnet de la Universidad (o DNI o cualquier documento oficial) y os lo prestemos. La duración de los préstamos en general es de 1 semana y se pueden renovar 5 veces si ningún otro usuario ha hecho una reserva sobre ellos.

Pero la recomendación básica es que preguntéis cualquier duda que tengáis y si os contestamos con algún palabro como signatura, tejuelo, fondos bibliográficos, depósito, etc, os compadezcáis de nosotros y nos pidáis que os lo expliquemos mejor: a veces se nos olvida que lo que nos parece obvio puede ser difícil de entender para los demás.

¡Esperamos que vuestro primer día en la biblioteca sea positivo y os animamos a que nos contéis  vuestra experiencia en este blog!

Os dejamos con un vídeo que os explica cómo funciona el préstamo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.