El problema de las RESERVAS

El problema de las RESERVAS

Existe cierta confusión entre los usuarios sobre las reservas de libros u otros materiales de la Biblioteca. En esta entrada intentaremos dejarlo claro y para ello es absolutamente necesario aprenderse la siguiente máxima:

SÓLO SE PUEDE RESERVAR LO QUE ESTÁ PRESTADO

Con esto casi se podría dar por finalizada la entrada pero vamos a explicar alguna cosa más para no dejarla tan escasa.

Los libros están en las estanterías a disposición de todos vosotros, para que os acerquéis cuando podáis a cogerlos y llevarlos al mostrador correspondiente de préstamo. La Biblioteca no puede apartar ningún ejemplar y dejarlo “fuera de juego” en espera de que alguien se acerque a por él cuando mejor le venga, suponiendo que no se arrepienta y, sin avisar, decida que ya no le interesa. Esta es la explicación de porqué no se puede hacer reservas sobre libros no prestados y esto es lo que quiere  decir el sistema informático cuando os pone algo así como:

No hay documentos en condiciones de ser reservados

Sí, nosotros  también creemos que podría expresarlo mejor, pero ahí no podemos hacer nada. Muchos usuarios nos preguntan que cómo les puede decir esto cuando en el Catálogo se ve claramente que ¡hay ejemplares disponibles!  Y esa es precisamente la respuesta: hay ejemplares disponibles luego no se pueden hacer reservas.

Sobre la forma de efectuar una reserva os aconsejamos este breve  video tutorial

En unos minutos os explica:

-Cómo hacer una reserva

-Dónde ver si realmente la has hecho correctamente

-Qué lugar ocupas en la lista de reservas (suponiendo que más usuarios hayan reservado también el mismo documento)

-Cómo anularla si ya no la necesitas

Y ahora os dejamos unas imágenes aclaratorias de cómo se visualiza y dónde la opción de hacer reservas en el Catálogo:

La primera imagen es de un libro del que sólo hay un ejemplar y que NO está prestado. En la columna de la izquierda, debajo de la imagen de la cubierta, podéis ver que no aparece ninguna opción de reserva:

sin prestar

En la siguiente imagen el mismo libro ha sido prestado y ahora sí se puede ver, a la izquierda, que aparece la nueva opción «Hacer una reserva«, cosa que podréis hacer pinchando ahí directamente.

prestado

Por último una tercera imagen que quizás sea el origen de las confusiones a las que nos estamos refiriendo. Se trata de un libro del que hay más de un ejemplar; si ninguno está prestado entonces no hay problema, pero en cuanto se presta alguno ya aparece en la columna de la izquierda la posibilidad de «Hacer una reserva», pero si lo intentáis el programa os responderá con el «No hay documentos en condiciones de ser reservados»  origen de los quebraderos de cabeza aludidos. En la imagen se observa lo comentado, aparece la opción, algún ejemplar está prestado y otos están disponibles en su estantería:

prestados y sin prestar

Esperamos con esta entrada haber aclarado el frecuente malentendido con el tema de lo que se puede y lo que no se puede reservar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.