Cosas que no echamos de menos en la Biblioteca

Cosas que no echamos de menos en la Biblioteca

El día 7 de abril de 2015 estuvimos cerca de una hora sin Internet, wi-fi  y demás artilugios diabólicos y nos dimos cuenta de la dependencia de las nuevas tecnologías que hemos desarrollado en estos años. Así que en este post vamos a hacer un homenaje a las cosas que han desaparecido de las bibliotecas (tecnológicas o no)  y que ni siquiera los bibliotecarios del Pleistoceno echamos de menos:

1. El catálogo de fichas: Estos catálogos llegaban a ocupar estancias enteras en las grandes bibliotecas y para ser actualizados disponían de  un aliado fundamental: un agujero que debía estar a una distancia de 7  mm del borde como bien sabemos los que hemos hecho exámenes de oposiciones (incluso en la era de Internet).

Catálogos en Columbia University
Catálogos de la Columbia University

2. Los papelitos rosa de las cartas de reclamación con acuse de recibo. Afortunadamente ahora solo enviamos reclamaciones por correo electrónico (que también nos gustaría echar de menos). La forma de pegar el papelito en el sobre estaba normalizada y no se podía poner de cualquier manera.

 

Acuse de recibo de carta certificada.
El famoso «papelito rosa»

3. Los ordenadores primitivos con pantalla cabezona, fondo negro y letras amarillas ¡AGGGHHHH!

Ordenador antiguo
Esos viejos «cabezones»…

4. Los disquetes para consultar Current Contents en local (esta es especial para los bibliotecarios «carroza» que nunca agradeceremos bastante que ahora tengamos acceso en línea a esta importante base de datos).

Disquetes
Incluso los hubo de varios tamaño

 

5. El BOE en microfichas o en microfilm. Por mucho que lo de microfichas o microfilm suene a películas de espías, resultaba incomodísimo buscar información de esa manera.

Microficha del BOE
Me parece haber visto una «linda» microficha

6. La imposibilidad de renovar el préstamo de los manuales, por lo que había que devolverlos y esperar a que los colocaran para que te los volvieran a prestar.

Manuales aguardando su colocación
Manuales «a la espera»

7. El humo en los despachos. No es que los bibliotecarios se dedicaran a hacer barbacoas en horario laboral, sino que hace años estaba permitido fumar en las zonas en que no se atendía directamente al público.

Muchacho fumando con gallina
¿Me hago bibliotecario o monto una granja?

8. Los exámenes de septiembre. Aunque, emulando a Casablanca, siempre nos quedará juniembre.

9. El ruido del módem al conectarte a Internet.

Ttrabajador de Mantenimiento de la US Navy
¡Qué dentera!

10. El NIP de biblioteca, ese número desconocido para casi todos y sin el que no podías renovar préstamos, ni consultar tu registro de usuario. Pasó a mejor vida el año pasado y ya nos parece un siglo.

Y vosotros, ¿tampoco  echáis de menos estas cosas o estáis deseando que vuelvan algunas?


Créditos de las imágenes no propias:

Catálogos de Columbia University: By Karen Green from NYC (Butler Library: card catalog room) [CC BY-SA 2.0 (http://creativecommons.org/licenses/by-sa/2.0)], via Wikimedia Commons

Ordenador antiguo: By Cornellanense (talk) 07:14, 29 October 2008 (UTC) (Own work) [GFDL (http://www.gnu.org/copyleft/fdl.html) or CC BY-SA 4.0-3.0-2.5-2.0-1.0 (http://creativecommons.org/licenses/by-sa/4.0-3.0-2.5-2.0-1.0)], via Wikimedia Commons

Disquetes: By Pamporoff (Own work) [Public domain], via Wikimedia Commons

Manuales «a la espera»: By Richard Baer (100_1675) [CC BY-SA 2.0 (http://creativecommons.org/licenses/by-sa/2.0)], via Wikimedia Commons

Muchacho fumando: By Parisian Studio [Public domain or Public domain], via Wikimedia Commons

Trabajador de la US Navy: Dominio Público

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.