A diario, buceando por Internet, encontramos multitud de contenidos que nos interesan y que nos gustaría reutilizar. Como usuarios, podemos visualizar sin problemas esos contenidos pero eso no implica que los podamos utilizar libremente. Los contenidos pueden estar sujetos a ciertas “reglas” y es necesario conocer qué derechos quiere proteger el titular y cuáles permite compartir.   Frente al famoso Copyright acompañado de “todos los derechos reservados”, que supone una protección absoluta de la obra, existen alternativas a favor de un acceso más libre y abierto, para compartir contenidos bajo la fórmula “algunos derechos reservados”.  Encabezando esta iniciativa está Creative Commons, organización  sin ánimo de lucroLEER MÁS