Y es que por suerte, las bibliotecas ya no se nutren solamente de libros, revistas y material audiovisual en formato físico.  Hay mucha  información que no se ve y a la que se accede a texto completo.   Una parte  está en las bases de datos , revistas y libros electrónicos con contenidos de calidad que son suscritos, (previo pago por la Biblioteca)  para satisfacer las  necesidades docentes y de investigación de la comunidad universitaria y a los que se accede desde el buscador. Pero, otra gran  fuente para encontrar documentación es nuestro e-Archivo, el repositorio institucional que recoge la producción científica producida por la Universidad:LEER MÁS