Hotel World vs. Los amores de Nishino

Más de 9.000 km. separan a estas dos autoras cuyos libros he leído al mismo tiempo y comentaré al mismo tiempo.

Hotel World (2001) es la segunda novela de la escocesa Ali Smith (Inverness, 1962), una escritora repetidamente finalista para el Premio Man Brooker, dicen que posible candidata al Nobel -cuando lo restauren- de amplio éxito en Reino Unido, éxito que se va extendiendo también a España a medida que se traducen sus obras.

Los amores de Nishino (2003) es la cuarta novela de la japonesa Hiromi Kawakami (Tokio, 1958), novelista también de creciente éxito en España y en muchos países occidentales a medida que se traducen sus obras, posiblemente la autora más leída en Japón, donde ha recibido premios literarios y ha visto su obra convertida en manga (por Taniguchi) o en cine.

Hotel World es una novela fragmentada en cinco relatos con cinco mujeres protagonistas. Todos los relatos giran alrededor de una misma historia, a la que se aproximan desde cinco diferentes perspectivas parciales e incompletas: la muerte, en un estúpido accidente, de una camarera de un hotel en algún lugar del norte de Inglaterra.

Los amores de Nishino es una novela fragmentada en diez relatos con diez mujeres protagonistas. Todos los relatos giran alrededor de un personaje masculino, Nishino Yukihiko, y en cada relato una de las mujeres protagoniza una relación amorosa con Nishino, personaje a cuya vida nos aproximamos desde diez perspectivas parciales e incompletas.

Ninguno de los dos libros es una colección de relatos independientes: los textos que componen estas obras “no funcionan” por separado sino que se adaptan a un engranaje donde se ensartan los textos restantes para componer un panorama que nunca deja de ser incompleto y parcial. Es irrelevante si cada nueva historia nos aporta nueva información para conocer mejor los hechos -en el caso de Hotel World- o la personalidad del galán Nishino -en el caso del libro de Kawakami. El orden temporal de los fragmentos es un estudiado desorden en los dos casos, destacando el juego que ambas autoras hacen con los tiempos: los fragmentos o capítulos de Hotel World se nombran según distintos tiempos verbales (presente histórico, pasado, futuro condicional…) y los fragmentos o capítulos de Los amores de Nishino saltan desordenamente las etapas de su vida, ofreciendo siempre información exacta sobre la diferencia de edad entre Nishino y cada uno de sus amores.

Ali Smith ha trabajado como camarera de hotel. Hiromi Kawakami ha escrito varios libros en los que la diferencia de edad en una pareja es un hecho muy relevante.

La escritura de Hiromi Kawakami es sobria y limpia, quizá como corresponda a una antigua profesora de Ciencias Naturales que antes de triunfar con novelas como esta escribió abundantes textos de fantasía y ciencia ficción para jóvenes, sin demasiado éxito. La escritura de Ali Smith es rica en registros lingüísticos y en simbolismo, su obra nos ofrece un panorama de distintos estilos de narración, quizá como corresponda a una antigua profesora de Literatura Modernista que también escribió lemas publicitarios.

¿Qué demonios será el amor? ¿Qué será el amor? Las personas tienen derecho a enamorarse de otros, no a que los demás las amen. (Hiromi Kawakami)

Las diferencias entre nosotros son lo que nos hace más interesantes, atractivos, excitantes, problemáticos, vitales. Dadme a diario diferencias mejor que indiferencia. (Ali Smith)

Las dos son novelas de amor, creo.

(Honorio Penadés)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.