Categoria: 365diasdelibros

La librería ambulante, Christopher Morley

“La librería ambulante” de Christopher Morley, es un clásico de las letras norteamericanas de principios del siglo XX. Es una novela fácil de leer, no muy larga, muy entretenida y con gran ternura. El texto fluye con suavidad y hace partícipe de las situaciones y experiencias al lector, con personajes muy humanos.

Foto Rosa Jiménez Villarín

En una granja de Estados Unidos viven dos hermanos, Andrew y Helen McGill. Viven una vida apacible hasta que Andrew comienza su andadura como escritor publicando un libro sobre agricultura con bastante éxito. Motivo de preocupación para su hermana pues desatiende los trabajos de la granja.

Un día aparece por la granja Roger Mifflin con un carromato lleno de libros que intenta vender a Andrew, pues admira mucho su libro, y así poder retirarse y escribir sus memorias. Helen ve en esto un gran peligro pues su hermano desatendería aún más las tareas agrícolas. Para evitar esta tesitura decide quedarse ella con el carromato lleno de libros y emprender una nueva etapa.

“Dios, dijo, cuando le vendes un libro a alguien no solamente le estás vendiendo doce onzas de papel, tinta y pegamento. Le estás vendiendo una vida totalmente nueva. Amor, amistad y humor y barcos que navegan en la noche. En un libro cabe todo, el cielo y la tierra, en un libro de verdad, quiero decir…”

A partir de este momento Helen vive una aventura exterior e interior, a medida que las situaciones discurren por los caminos, la vida de ella también cambia, evoluciona y despierta a otro tipo de vida menos anodina con más emociones, aventuras y contratiempos.

Es la liberación de Helen, despierta al mundo, a tener otras inquietudes, a tener nuevos planteamientos, a tener que tomar decisiones, en definitiva a tomar el timón de su propia vida.

“Una aventura que, habiendo comenzado como una mera broma o un capricho, había acabado por convertirse en la sustancia misma de la vida. Era algo extravagante, supongo, y tan romántico como una gallina clueca, pero, ¡por los huesos de George Eliot!, me dan pena las mujeres que nunca tuvieron la oportunidad de vivir una extravagancia.”

Si aún no has leído esta pequeña joya literaria la puedes encontrar en nuestra Biblioteca y guías de viajes de Estados Unidos para completar la lectura viajando.

Rosa Jiménez Villarín

 

Guardar

En torno a la mujer y la literatura

Por el Día Internacional de la Mujer 2017 la Biblioteca Menéndez Pidal del Campus de Colmenarejo UC3M presenta una exposición bibliográfica de obras escritas por mujeres y recomendadas por el personal de la Biblioteca, incluyendo novela, poesía, teatro y ensayo; mas una serie de citas literarias relativas al feminismo, la libertad, la igualdad y la independencia creativa de las mujeres.

La exposición se abre con las dos citas contrapuestas de Fray Luis de León y Stefan Bollmann tomadas de los siguientes libros: “Guardar la casa y cerrar la boca : en torno a la mujer y la literatura” de Clara Janés (Siruela 2014) y “Las mujeres que escriben también son peligrosas” de Stefan Bollmann (Maeva 2007) y que nos sirven para enmarcar la tarea como escritoras de las variadas autoras cuyos libros se pueden leer y sacar en préstamo, incluyendo entre otras a Milena Agus, Nuria Amat, Elena Poniatowska, Clarice Lispector, Elizabeth Gilbert, Emilia Pardo Bazán, Simone de Beauvoir, Virginia Woolf, Cristina Morató, Mary Shelley, Isabel Allende o Lucía Etxebarria.

Junto a la selección de libros y en el mismo vestíbulo de la biblioteca se pueden leer las citas recomendadas igualmente por el personal de la biblioteca, y que incluyen dos poemas de Gloria Fuertes (2017 es el año de su centenario) y uno de Gabriela Mistral, fragmentos de obras literarias de Isabel Allende, Jane Austen, Agatha Christie, Carrie Fisher, Almudena Grandes, Marjane Satrapi y Emilia Pardo Bazán que nos ofrecen un contraste sobre el papel de las mujeres antiguas y modernas que quieren escribir o, sencillamente, tener vida y voluntad propia; a los que se suman fragmentos de obras con distintos enfoques sobre el feminismo por parte de Caitlin Moran, Chimamanda Ngozi Adichie y Virginie Despentes:

Guardar

Instrumental, de James Rhodes

Instrumental es un libro que da para hablar y también para escuchar. Jame Rhodes, un pianista de éxito nos cuenta en Instrumental su biografía. Las autobiografías son complicadas, porque se da por supuesto que la persona en cuestión tiene que haber tenido una vida excepcional. Y este el caso sin ningún género de dudas. A pesar de su juventud, la vida de este músico no ha sido nada fácil. A los cinco años sufrió abusos y violaciones que continuaron durante muchos años, lo que le llevó a sufrir secuelas no solo físicas sino psicológicas, con trastornos que ni siquiera podíamos imaginar que existían.

“Me utilizaron, me follaron, me destrozaron, me manipularon y me violaron desde los seis años. Una y otra vez durante años y años. Y así fue como pasó”.

Dicho esto, parece una lectura nada apetecible, sin embargo el libro no va de eso, no se centra en el sufrimiento ni en el dolor. Es un libro sobre la superación y la redención. Pero sin tonterías, ni consejos de autoayuda idealistas. Rhodes relata una vida oscura, una montaña rusa de caídas y recaídas, pero también de momentos de extrema lucidez, donde se aprecia una cabeza prodigiosa con un asombroso talento musical y literario. Y en medio de todo esto está la música clásica. “Bach me salvó la vida” –afirma, y es que el libro gira en torno al poder curativo de la música, la música como algo imperecedero y fascinante. Al principio de cada capítulo, el autor aprovecha su relato para contar el significado de ciertas composiciones fetiches para él, ¿quiénes eran Bach y Rajmaninov? Y ¿por qué compusieron semejantes obras musicales? Todo contado a su manera, sin caer en relatos rancios y apolillados.

“En el fondo eran seres profundamente humanos que utilizaban la creación musical para lidiar con su locura. Algunos eran gente espantosa. Chopin, por ejemplo, era un racista, un trepa, un hombre horrible. Que alguien así pueda dejar un legado tan maravilloso y duradero es algo extraordinario”.

James Rhodes no es un concertista al uso, ni es un escritor al uso: “La música clásica me la pone dura”, dice en la primera frase del libro. Y lo cierto es que al final, o incluso antes de acabarlo, y aunque nunca hayas escuchado a Bach, entrarás en Youtube o en Spotify (donde tiene una lista de reproducción) y te pondrás a escuchar La Chacona.

También puedes hacerlo desde la biblioteca, en nuestra sección de CD’s de música clásica y deleitarte mientras lees a James Rhodes.

M.H. Martín

Guardar