Categoria: 365diasdelibros

La vida mentirosa de los adultos, Elena Ferrante

Después de la tetralogía de Elena Ferrante que tanto éxito y buenas críticas tuvo, la última novela de ella “La vida mentirosa de los adultos” es un buen reclamo para la lectura. Ambientada en Nápoles, en barrios de diferentes clases sociales, escrita en primera persona, con un estilo sencillo pero contundente, expresando muy bien los sentimientos y situaciones. Su lectura engancha y como lector se intenta entender a los personajes, así como en sus otras novelas, te hace decantar por unos o por otros, intentando entenderlos, para saber que están sintiendo y qué les ha llevado a tal posición.

De la mano de Giovanna, Elena Ferrante, comienza esta historia de significativos cambios para ella, está en la adolescencia, época de importantes cambios físicos difíciles de aceptar, despertar de la sexualidad y etapa en la que  la opinión de los seres queridos cuenta mucho.

“Dos años antes de irse de casa, mi padre le dijo a mi madre que yo era muy fea. La frase fue pronunciada en voz baja,… Yo, en cambio, quedé a la deriva y sigo ahora a la deriva dentro de estas líneas que quieren darme una historia,…”

Tras la apariencia de una familia feliz, con un entorno cómodo y unas relaciones cordiales están agazapadas multitudes de desavenencias, mentiras y malas relaciones con familiares.

Aunque desde el principio ya se sabe el desarrollo de la trama, el cambio es bastante brusco, produciéndose un giro muy importante en las relaciones familiares y amistosas.

La narración está escrita en primera persona por Giovanna, adolescente, que la conversación que oye entre sus padres la invitan a buscar más información sobre su familia, esto traerá importantes consecuencias para todos.

“Claro, yo intuía que detrás de aquella tensión debía de haber una historia de agravios cometidos y soportados, pero por aquel entonces poco sabía de los asuntos familiares y, sobre todo, no consideraba que aquella tía terrible formara parte de la familia.”

Su actitud es la de una adolescente con todos los cambios de inexperiencia, ingenuidad, cambios físicos, cambios de humor y sensaciones que se verán agravadas por la situación familiar, que le llevará a una rebeldía e incomprensión que le van a afectar mucho.

La situación se complica después de ir enterándose de todas aquellas mentiras en las que estaba envuelta la vida de los adultos. Toda la seguridad y confianza y zona de bienestar se rompen y desaparecen para ella generando mucha insatisfacción, desazón e incomodidad.

En nuestra biblioteca tenemos esta y otras novelas de Elena Ferrante, una buena opción de lectura.

Rosa Jiménez Villarín

 

 

Celebrando el Centenario de Galdós con Marianela

El año 2020 no puede pasar sin hacer una breve reseña de Benito Pérez Galdós en el centenario de su muerte, es una buena ocasión para recordar a uno de los escritores españoles importantes, rindiéndole un pequeño homenaje en agradecimiento a su gran aportación a la literatura española.

Marianela pertenece a lo que Galdós llamó “Novelas de la Primera Época”, escritas entre 1867 y 1878.

Foto Rosa Jiménez Villarín

Narra la vida trágica de una pobre muchacha inteligente, fea y poco agraciada con una infancia marcada por la ausencia de unos padres y el cobijo de una familia. Sus días los pasa como lazarillo acompañando a Pablo, hijo de un terrateniente, que es ciego.

Vive con una familia muy carente de valores y afectos, teniendo como uno de los atractivos principales el de acaparar dinero, únicamente sobresale el hijo pequeño que se rebela y en su mente estar el salir del entorno  y prosperar social y económicamente.

“Jamás se le dio a entender a la Nela que había nacido de criatura humana, como los demás habitantes de la casa. Nunca fue castigada; pero ella entendió que este privilegio se fundaba en la desdeñosa lástima que inspiraba su menguada constitución física, y de ningún modo en el aprecio de su persona.”

Esta situación va a cambiar cuando llega al pueblo un médico que puede devolverle la vista al muchacho, momento en que podrá ver a “Nela”, a la que tenía muy idealizada y de la que estaba enamorado.

“Ya veo que esas cosas no se pueden explicar. Antes me formaba yo idea del día y de la noche ¿Cómo? Verás: era de día, cuando hablaba gente; era de noche, cuando  la gente callaba y cantaban los gallos.   Ahora no las mismas comparaciones. Es de día, cuando estamos juntos tú y yo; es de noche, cuando nos separamos.”

“Nela” al no ser agraciada físicamente la muestra con una gran belleza interior poseedora de grandes virtudes frente a una belleza exterior, algunas veces sobrevalorada.

Foto Rosa Jiménez Villarín

Dentro de este entramado, de estructura sencilla y líneal, hay numerosos temas abarcados. Dentro de esa sociedad hay un fuerte contraste entre lo antiguo que es la agricultura y ganadería y la minería, actividad más moderna. Describe muy bien la mina y como comienza su actividad diaria, frenética y laboriosa, en la descripción se observa como todo tiene una pátina roja consecuencia de la piedra.

El paisaje tiene mucha importancia en el relato, pues hace descripciones de cada lugar que visitan los muchachos con detalles prolijos, el recorrido por la mina y por el pueblo.

La ceguera del muchacho, su posible curación y todas las consecuencias que va a tener en su relación sentimental con “Nela”, tienen gran importancia mostrando un conflicto de mucha intensidad.

Un estudio interesante de la situación socio-económica del momento, criticando la caridad y las acciones benéficas y abogando por una justicia social. Retrata el egoísmo de la sociedad y la hipocresía, si todos tuvieran la posibilidad de una educación sería más fácil salir de las condiciones miserables. Es muy interesante el retrato de la sociedad rural a través de las diferentes familias de distinta posición social.

Novela que ha sido adaptada al cine en tres ocasiones.

En nuestra biblioteca puedes encontrar muchas obras de Benito Pérez Galdós.

Rosa Jiménez Villarín

 

 

 

 

 

 

 

La mujer helada, Annie Ernaux

La escritora francesa Annie Ernaux recibió el Premio Formentor de las Letras 2019 y es autora, entre otras obras, de “La mujer helada”, una biografía novelada comenzando en su infancia recordando a las mujeres de su vida, tenaces, perseverantes, humildes y fuertes que serán una gran referencia para ella.

Hace un recorrido, desde su infancia hasta el nacimiento de sus hijos, por su ambiente familiar, escolar, sus amistades y el contexto social del momento.

El ambiente familiar, en el que su madre atendía la tienda y su padre se encargaba de labores de la casa, la producía cierta confusión porque estos roles eran diferentes en otras casas. Tuvo una infancia feliz no exenta de desacuerdos y sobre todo de inquietudes al ver que entre su familia y la de los demás había diferencias. Su madre la transmitirá unos valores que la marcarán para siempre.

“Gracias a ella sabía yo que el mundo estaba hecho para sumergirse en él y disfrutar, que nada podía impedírnoslo.”

Refleja importantes contrastes entre el ambiente familiar y el ambiente del colegio católico. Siendo su madre menos estricta y más relajada y con más orden y disciplina en el colegio, transmitiendo unos valores muy estrictos y represores que producen en nuestra protagonista un gran debate continuo y no exento de miedo.

Sensaciones, inquietudes, curiosidad sobre su propia sexualidad, conversaciones con sus compañeras y amigas y todas las impresiones que se tienen en la adolescencia.

Manifiesta una lucha interior entre los convencionalismos sociales y las propias certidumbres. Las mujeres están destinadas al matrimonio y para ella es una época con ganas de aprender, de conocer y de explorar. Es una sociedad con falta de libertad para las mujeres abocadas a un papel secundario.

“Con la compra hecha, comprimida entre el abrigo y el clasificador, me apresuro a dejar el sitio a las madres de familia y sus compras serias, ya fuera respiro el aire de la calle con placer. Decidida a jurar que la condición femenina más extendida nunca será la mía.”

Presiones sociales para que siga la corriente, que sea una mujer acorde con su tiempo.

Es un recorrido por los recuerdos de su vida, por sus relaciones, por sus influencias, sus amistades, sus inquietudes, sus desasosiegos, sus sentimientos de mujer casada y toda la lucha interior que la acarrea entre lo que hace y lo que necesita hacer, por su incomprensión de que las mujeres tengan que ser dóciles y sumisas. Acompañado de un sentimiento de soledad, qué la lleva a sentirse una mujer helada al comprobar que no ha podido llevar a cabo sus sueños.

Lectura muy recomendable, dónde la autora hace un repaso por situaciones y sentimientos muy bien expresados y muy  reconocibles por muchos de nosotros, que favorecen la reflexión de acontecimientos vividos por el lector.

Rosa Jiménez Villarín