Y tú, ¿eres de poesía?

Pepper (1930) by Edward Weston vía Flicker. License CC-BY

Hablando de poesía, reconozco que yo no he sido nunca mucho de este género… y eso que, como muchos niños, me inicié con los poemas de Gloria Fuertes que, como principio, era bastante prometedor… Porque… ¿quién no recuerda aquellos versos de “Don Pato y Don Pito dan un paseíto”?, por ejemplo… Sin embargo, hace unos días, me presentaron la micropoesía… y fue todo un descubrimiento… en concreto me leyeron este poema de Ajo… y no pude reprimir una sonrisa… que es muy probable que explotara en carcajada, aunque no me acuerdo muy bien…

 

“Te adoraré siempre y me importas un pimiento

todavía no riman

pero ya rimarán con el tiempo”.

 

Y decidí que merecía la pena seguir investigando. Porque mira que es complicado condensar tanto mensaje en sólo tres versos… ¡y, además, con tanta gracia! Y, por otro lado, a lo mejor resultaba que yo sí que era de poesía, y me lo había estado perdiendo… Así que volví a mis orígenes, y aprovechando que este año se celebra el centenario de su nacimiento, retomé a Gloria Fuertes, que siempre fue muy precursora, y me sorprendió ver que ella también había estado metida en esto de la micropoesía

La poeta

La poeta se casó con el poeto

y en vez de tener un niño

tuvieron un soneto.

 

¡Esto se iba poniendo cada vez más interesante! Pero, ¿por dónde seguir? Y entonces, me encontré con María Leach que, además de tener un poemario publicado, es muy de redes sociales, y tiene cuenta en Instagram #mariaenverso

 

Hasta el GPS lo sabe.

Vas por la ruta

más rápida.

¿Pero,

a dónde?

 

Y, entonces, pensé… si esto de la poesía ha cambiado y extendido tanto, que hasta por las redes sociales se difunde… lo mismo, incluso, ¡¡hay hasta torneos!!! Y buscando, buscando, me topé con el Poetry Slam, en el que los participantes compiten recitando y dramatizando sus poemas.

De repente, me vi superada, pero con “h” intercalada, como diría Ajo. Los participantes de estos poetry slams tenían cierto ritmo y me acordé de la música. Aunque esto tan nuevo no es, porque los cantautores siempre han tenido algo de poetas… o algunos poetas de músicos… Y pensé en Marwan y en su libro “La triste historia de tu cuerpo sobre el mío”, que también convirtió en canción

 

Y al final decidí que, definitivamente, yo también soy de poesía.

E. M.

Guardar

One response on “Y tú, ¿eres de poesía?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *