Recobrando la memoria de un artista

“Recobrando la memoria de un artista: 120 años de José Manaut” es el título de la Exposición que entre el 8 de octubre y el 8 de noviembre de 2018, de lunes a viernes y de 10:00 a 19:00 h. se puede visitar en el vestíbulo del Aula Magna del Campus de Colmenarejo de la Universidad Carlos III de Madrid. La Exposición, organizada por la Biblioteca, consta de 6 expositores con diversa documentación de archivo, 23 dibujos de José Manaut enmarcados y 4 carteles con información cronológica sobre su vida y trayectoria.

Discípulo de Sorolla e intelectual fuertemente comprometido con el avance de la sociedad en el plano de la formación, la cultura y la ideología, su legado contiene información sobre momentos clave de la historia de España del siglo XX, la educación artística, la cultura durante la Segunda República, la represión posterior a la Guerra Civil, la vida en la cárcel y el exilio interior.

La muestra se articula sobre tres ejes:

  1. Formación y profesión
  2. Compromiso y represión
  3. Intelectual y docente

Formación y profesión

Miembro de una familia de gran sensibilidad artística y cultural, el pintor José Manaut no cesó en toda su vida de formarse como artista: estudió en la Escuela de Bellas Artes de San Carlos de Valencia entre 1913 y 1918; en 1920 ingresó en la Escuela Superior de Pintura, Escultura y Grabado y participó en la Exposición Nacional de Bellas Artes y en el Salón de Otoño de Madrid, y en 1921 obtuvo la beca para la Residencia de Paisajistas de El Paular. Becado por la Junta para la Ampliación de Estudios, viajó en 1923 a Francia, Bélgica y Holanda, y permaneció en París estudiando y trabajando hasta 1927. En nuestra Exposición podemos ver documentos que acreditan su pertenencia a distintas asociaciones profesionales y culturales, permisos de las autoridades para pintar en museos o en espacios públicos, además de folletos y recortes de prensa recogidos a lo largo de toda su vida en exposiciones de bellas artes.

Forma parte de los documentos y objetos que ahora se exponen la propia paleta del pintor manchada de pintura, además de diversos documentos personales y profesionales relativos a su formación y a su trabajo como pintor: correspondencia, cédulas, fotografías y hasta billetes de transporte de los viajes que realizó a lo largo de su vida buscando entornos artísticos (París, Roma, Grecia, Valencia…) En 1959, con 61 años de edad, le fue concedida una beca de la Fundación Juan March para viajar a Italia.

Compromiso y represión

En 1930 José Manaut ingresó en la Liga Nacional Laica creada y presidida por el pedagogo de la Institución Libre de Enseñanza Manuel Bartolomé Cossío, e ingresó como socio en el Ateneo de Madrid y en el Círculo de Bellas Artes de Madrid. También ingresó en la Masonería y participó en la fundación del partido Izquierda Republicana, actividades que le llevaron a relacionarse con importantes personajes de la época como el político y escritor Manuel Azaña.

Durante la Guerra Civil José Manaut se volcó de forma decidida en la defensa de los ideales del Frente Popular: como militante del Partido Comunista se integró en la Alianza de Intelectuales Antifascistas para la Defensa de la Cultura, en la junta directiva del Círculo de Bellas Artes de Valencia, en el Sindicato de Dibujantes y Cartelistas y en “Cultura Popular”, sección del Ministerio de Instrucción Pública donde tuvo un importante protagonismo trabajando a favor de la organización de su sede en Valencia junto a la escritora Concha Zardoya, procurando mobiliario y dotaciones bibliográficas para facilitar la lectura en el frente y en los hospitales.

Todo esto le proporcionó una notoriedad que le perjudicó al terminar la Guerra Civil, por la depuración impuesta por el nuevo régimen de Franco. Fue condenado por el Tribunal Especial para la Represión de la Masonería y el Comunismo a 12 años y 1 día de prisión; pena que le sería conmutada después a 6 años y 1 día de confinamiento en Durango (Vizcaya), separado de su familia. Vivió meses de reclusión en las cárceles madrileñas de Porlier y Carabanchel entre 1943 y 1944, de los que quedan como testimonio los dibujos carcelarios que forman parte importante de esta Exposición por su 120 aniversario. Finalmente el pintor fue desterrado a Durango en 1944, donde tuvo que subsistir pintando vistas y paisajes de su entorno y ofreciendo su arte casi de puerta en puerta. De esta época son los certificados de buena conducta por parte de las autoridades y logró que se le permitiese regresar a Madrid en 1945. En la Exposición podemos ver documentos y fotografías de Cultura Popular, fragmentos de sus Diarios escritos en la cárcel, y documentos como permisos de movilidad o su cartilla de racionamiento.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Intelectual y docente

En relación con su faceta de pintor y pedagogo, José Manaut fue un destacado crítico de arte e intelectual. En 1928 inició su carrera como conferenciante y en 1930 se convirtió en profesor en la Escuela Especial de Pintura, Escultura y Grabado de Madrid. Presidente de la Asociación de Profesores Titulares de Dibujo, ejerció en los Institutos de Tortosa (Tarragona), Ronda (Málaga) y Valencia, donde obtuvo en 1937 una plaza de catedrático de la que fue desposeído al finalizar la Guerra Civil. La lectura de las memorias pedagógicas redactadas para conseguir las plazas de profesor revelan el vínculo de Manaut con la pedagogía de la Institución Libre de Enseñanza: la importancia concedida a los trabajos manuales y las conferencias sobre temas artísticos y literarios le convirtieron en exponente del “viaje instructivo” institucionista. Desde 1946 compaginó su trabajo como profesor de Dibujo en el Liceo Francés de Madrid con la pintura y la investigación histórica. Dictó conferencias sobre bellas artes en distintas ciudades de España, incluso por Radio Nacional en 1969 y 1970.

Como docente y teórico Manaut dejó una amplia producción escrita en el ámbito de la teoría, la didáctica y la historia del arte, que se concreta en los libros Método para el dibujo en la Enseñanza Media para 1º, 2º y 5º cursos (1958) y Técnica del Arte de la Pintura (1959). Su labor investigadora queda plasmada en Estudios sobre la Pintura Helenística Romana. La personalidad de Michelangelo Caravaggio y su proyección en la pintura española de los siglos XVI y XVII (1962) y Crónica del pintor Joaquín Sorolla (1964), libros que se pueden apreciar en esta Exposición por su 120 aniversario. Dejó listo para la imprenta un amplio ensayo sobre el pintor Ribera, mientras que sus Diarios están en proceso de publicación y están previstos tres volúmenes. En 2016 se publicó  el primer volumen, Las horas muertas: diarios de José Manaut Viglietti: Madrid, 1939-1944.

En 2006 se firmó el convenio entre la Universidad Carlos III de Madrid y la familia Manaut para la donación de su biblioteca, archivo y un lote significativo de 140 dibujos con la finalidad de facilitar el estudio y difusión de su figura desde la Universidad. En la web “Colección José Manaut” se pueden consultar las condiciones de acceso al Archivo, acceder a los Diarios a través del repositorio institucional E-Archivo en Acceso Abierto, una descripción de su biblioteca personal, datos biográficos y una relación de las actividades de difusión como exposiciones, cursos y seminarios, y de publicaciones de y sobre José Manaut.

El jueves 18 de octubre de 2018 se celebra en el Campus de Colmenarejo de la Universidad Carlos III de Madrid un Acto de Homenaje a José Manaut.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.