Shin Godzilla

Ya está disponible en la Biblioteca la película japonesa Shin Godzilla, dirigida por Hideaki Anno en 2016. Es la primera película de Godzilla realizada en Japón desde hace casi 15 años, la vigésimo novena de la saga y, además, es la primera película japonesa de la saga que puede considerarse un “reinicio” completo, es decir, que muestra lo que sucedería si Godzilla atacara por primera vez en la actualidad, y no hubiera habido registros previos de él. Aunque la productora japonesa Toho, la creadora del monstruo, ha “reiniciado” Godzilla en varias ocasiones, cada película anterior reconoció la película original de 1954 –Japón bajo el terror del monstruo– como canon y simplemente ignoró todas las secuelas anteriores. Al igual que ocurre en la película original de 1954, las apariciones de Godzilla no acaparan la mayor parte del metraje, dedicado en cambio a los esfuerzos del gobierno japonés, con la colaboración de los científicos y las fuerzas armadas, para hacer frente a la amenaza.

La cinta arrasó en los premios de la Academia Japonesa obteniendo siete galardones (Mejor película, Mejor Director, Mejor cinematografía, Dirección artística, Iluminación, Sonido y Edición), así como otros premios cinematográficos japoneses, y fuera de Japón recibió el Premio del Cine Asiático a los mejores efectos especiales, concedido por la Hong Kong International Film Festival Society. En España, por ejemplo, hubo opiniones de la crítica para todos los gustos: mientras que el crítico de cine Javier Cortijo comentó sobre ella en la revista Cinemanía que era una “Monster movie brutal y gozosamente descerebrada, con escenas espectaculares y un ritmo inteligentemente dosificado para que la tensión y atención del espectador no decaigan“, por su parte Jordi Costa indicó en el Diario El País que es “una película antipática, pero no exenta de un raro sentido del humor, que se cierra con la imagen de un Godzilla convertido en monumento de sí mismo.”

En todo caso, si tenéis oportunidad de verla, esperamos que disfrutéis de la recomendación.

Por Nacho Larrea, bibliotecario de la UC3M.

 

Dejar un comentario