Música para la desigualdad

Desigual puede significar diferente con un matiz positivo, como algo individual y único, pero desgraciadamente tiene otro matiz que es negativo y que se refiere a las diferencias que nos separan por razones económicas, de sexo, de raza… En esta XI Semana de la Solidaridad que se celebra entre el 13 y el 17 de febrero, la biblioteca de Ciencias Sociales y Jurídicas ha hecho una selección de obras sobre las diferentes desigualdades que afectan a la humanidad.

Y como el tema no ha pasado inadvertido en la música, hemos pensado que  sin duda encontraríamos canciones e incluso artistas que asumieran el compromiso de defender a los más débiles, los más golpeados por la desigualdad. Nos iremos bastante atrás en el tiempo, esperemos que no por viejunos, sino por clásicos.

Empezaremos con Víctor Jara. Podríamos encontrar infinidad de canciones que ilustraran nuestro tema pero hemos elegido Te recuerdo Amanda. El propio cantautor la introduce diciendo que es una canción de amor entre dos obreros y lo es, pero tiene detrás otra historia que surge precisamente de la desigualdad social y económica.

Adoramos el dinero y lo perseguimos, buscamos un trabajo para tenerlo, aunque desde hace tiempo ya nos dicen que aunque lo consigamos eso no nos garantiza una vida digna. Pues aquí están Los Punsetes (no todo iban a ser cantautores) diciéndonos claramente (o hablando por boca de otros) que les demos dinero y que no nos lo piensan devolver.


Quizá nos estén hablando de los tecnócratas que protagonizan otra de sus canciones.

 

En nuestro país la crisis económica ha dejado al descubierto la fragilidad de nuestra estructura social y nos ha enseñado todas las desigualdades que permanecieron ocultas en los años de la burbuja. Cuando ésta explotó, lo hizo sobre todo en la cara de los más débiles y nos enseñó la ferocidad con la que se aplicaban los ERE, desparecían las ayudas a la dependencia o se echaba a la gente de sus casas. De esta última tragedia habla la película Cerca de tu casa  protagonizada por la cantante Silvia Pérez Cruz , que a su vez firma su banda sonora. Nos dejó a todos sin habla cuando recogió su Goya entonando esta canción:

De la desigualdad por sexo y raza ya se habló en este blog a propósito de Respect  y la reapropiación que Aretha Franklin  hizo del mensaje machista de la canción.

También podríamos traer a colación esta canción de Nina Simone, Four Women, que cuenta la historia de cuatro mujeres, herederas de la esclavitud y de siglos de discriminación. Os dejamos esta magnífica versión de Lisa Simone, Diane Reeves, Angelique Kidjo y Lizz Wright.

 

 

Y si queremos un ejemplo entre muchos de una canción española protagonizada por una mujer que decide coger las riendas de su vida, podríamos usar esta de Concha Buika :

Cuando el dinero escasea, o nos persiguen la guerra y las hambrunas, nos vemos obligados a abandonar nuestras casas y nuestros países. Del hambre provocada por la sequía habla esta preciosa canción de Luiz Gonzaga interpretada por María Bethania que nos cuenta cómo la sequía lleva a la ruina, la ruina al abandono de la casa y del amor y a la esperanza de que la lluvia un día nos deje retornar:

Y no sólo están el abandono y el desarraigo sino que a la emigración se le ponen unos límites, se la regula y las personas que no entran en ese marco regulado, quedan atrapadas en un círculo que fomenta una vez más la desigualdad  que les hizo huir de su tierra, las convierten en seres clandestinos como cantaba Manu Chao, cuyo Clandestino versionó a su vez la cantante Adriana Calcanhotto 

Así vemos a multitud de personas que acaban dejando sus vidas por el camino, como ocurre con aquellos que mueren en el Mar Mediterráneo. Precisamente Mediterráneo de Serrat  ha servido  para apoyar una campaña de acogida de refugiados.

Por último, buscando ejemplos para ilustrar este post, me he encontrado con una canción de Violeta Parra que me ha provocado un escalofrío sobre todo por estas estrofas tan contrarias a nuestra era de la postverdad:

Yo canto a la diferencia
que hay de lo cierto a lo falso
De lo contrario no canto

(…)

Afirmo señor ministro
que se murió la verdad

Hoy en día se jura en falso
por puro gusto no más

 

 

Solo espero que dentro de unos años esta canción deje de estar vigente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *