Mi hermana vive sobre la repisa de la chimenea, Annabel Pitcher

Por casualidad empecé a leer este libro el mismo día que ocurrieron los atentados del 22 de marzo de 2016 en Bruselas y me pareció una terrible coincidencia.

“Mi hermana vive sobre la repisa de la chimenea” de Annabel Pitcher está narrada por Jamie, un niño de 10 años. Es la historia de su familia desde que en un atentado terrorista murió su hermana.

Wikipedia Piccadilly_Circus_tube_station_entrance

Wikipedia

“Mi hermana Rose vive sobre la repisa de la chimenea. Bueno, al menos parte de ella. Tres de sus dedos, su codo derecho y su rótula están enterrados en una tumba en Londres…”

Este acontecimiento hace que su situación cambie y cómo repercute en cada uno, y cómo cada miembro intenta recomponer su vida.

Jamie se traslada con su padre, su hermana adolescente y su gato a un pueblo de las afueras de Londres. Muestra todos los esfuerzos de este niño por integrarse en su nuevo ambiente y por unir y recuperar a su familia.

Una de las consecuencias de esta situación es la gran soledad que tiene un niño tanto en su entorno familiar como escolar y el único apoyo que encuentra es la persona menos adecuada para él.

En la narración se describe una situación trágica vista con la naturalidad que le aporta un enfoque infantil, sencillo e inocente.

Si este pequeño post ha servido para que estés interesado no dudes en solicitarlo en nuestra Biblioteca y así como guías de Gran Bretaña, lugar dónde se desarrolla la acción.

 

Rosa Jiménez Villarín

Guardar

One response on “Mi hermana vive sobre la repisa de la chimenea, Annabel Pitcher

  1. Libros para vivir

    Buenas tardes,

    Me ha gustado mucho la reseña de este libro,aunque confieso que desconocía su autora. Deduzco que sigue la línea de poner en voz de niños ciertos acontecimientos para que lo pueden explicar desde su visión, lo que me parece muy bien. Aunque como digo no lo he leído, quizá es del estilo “Bajo la misma estrella”,donde un adolescente cuenta su lucha contra el cáncer.

    Gracias por el artículo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *